Los beneficios de nadar durante el embarazo

Los beneficios de nadar durante el embarazo

La natación es un deporte lleno de beneficios sea cual sea tu edad o estado físico, pero especialmente si estás embarazada. Siempre hay que tener cuidado con los ejercicios que se hacen durante el embarazo y, gracias a la reducción de impacto y peso que produce el agua, lo convierten en un deporte ideal tanto para el bebé como para la mamá.

Además de las ventajas que tienen todos los deportes, como una mejora del tono muscular y ayudar a controlar el peso, la natación ofrece a las embarazadas diversas ventajas y beneficios frente a cualquier otro deporte.

Ejercicios recomendados en nuestra piscina durante el embarazo

Los ejercicios de piscina son uno de los mejores aliados de las embarazadas. Especialmente cuanto más avanzado sea el estado de gestación, ya que los movimientos fuera del agua se pueden hacer demasiado duros y trabajosos como para seguir una rutina de ejercicios.

La postura horizontal adoptada al nadar tienes las siguientes ventajas:

  • Permite una mejor distribución del peso y ayuda a la relajación de las zonas más sobrecargadas del cuerpo
  • No sobrecarga las articulaciones
  • Ayuda a aliviar los molestos dolores de espalda y caderas.
  • La natación y los deportes de piscina también mejoran la flexibilidad de los músculos
  • Ayuda a tener una mejor circulación de la sangre.
  • Y además de todo esto permite a las futuras mamás socializar con otras embarazadas en un ambiente de diversión, lo que les permite entretenerse y pasarlo bien.
  • Esto, junto a la relajante sensación de flotación, ayuda a reducir, casi eliminar, los niveles de ansiedad y estrés que tan perjudiciales son para el feto.

Los beneficios de nadar durante el embarazo

Cualquier tipo de ejercicio aeróbico durante el embarazo puede beneficiar a una mujer embarazada y a su bebé dado que el corazón se va a ver fortalecido bombeará sangre de forma más eficiente. Naturalmente, la circulación sanguínea va a mejorar en todo el cuerpo y los niveles de oxígeno en sangre aumentarán de forma significativa. La natación es un deporte espectacular por muchísimos motivos pero, sobre todo, por la seguridad que ofrece a la madre y sus numerosos beneficios. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo….

Trabaja los dos grupos grandes grupos de músculos (brazos y piernas).

El impacto para el cuerpo es mínimo y muy suave. El agua evita el sobrecalentamiento muscular y previene lesiones dado que las articulaciones y los ligamentos no se apoyan sobre nada durante el ejercicio. Este trabajo es especialmente útil para las futuras mamás que pueda padecer dolores de ligamentos. Flotar en el agua, además, permite una estupenda sensación de ingravidez que alivia el peso ganado durante el embarazo.

Contrarresta el aumento de la tensión en la espalda por la expansión del vientre

El embarazo puede hacer que su columna vertebral y los hombros se inclunen hacia adelante y muevan la pelvis fuera de su alineación natural. Es por esto que nadar con suavidad fortalece los músculos y contrarresta estas tendencias.

  • Puede ayudarte a mantener el peso dentro de un rango saludable.
  • Sumergirse en el agua alivia la hinchazón de los brazos y las piernas.

¿Cómo mantenerse en forma y saludable durante el embarazo?

Desde yoga y pilates hasta natación y caminatas rápidas, aquí están algunas de las mejores maneras de mantenerse activo y en forma durante el embarazo.

Consejos generales para la natación durante el embarazo

embarazada nadandoTrata de nadar de 20 a 30 minutos varios días a la semana (si puedes…todos). Si ya nadabas regularmente antes del embarazo, deberías continuar igual, asegurándote de disminuir la velocidad o dejando el ejercicio si detectas algún dolor o fatiga.

Si no hacias nada de ejercicio antes del embarazo, nadar seguramente te siente de maravilla pero primero deberías consultar con tu matrona los ejercicios que vas a realizar dentro del agua, sólo por asegurarte de que no hay ningún problema. Si no existe problema, comienza con calma: calienta, estira y evita hacer demasiado esfuerzo.

La piscina no hidrata. Recuerda que, cada vez que hagas ejercicio, sería bueno que cada 20 minutos de actividad te tomaras un vaso de agua fresca. El calor y la humedad deshidratan y durante el embarazo se debe cuidar mucho la nutrición y la hidratación.

 

 

Consejos de natación para el primer trimestre

Nadar a primera hora de la mañana tiene muchos beneficios. En primer lugar, evitará las náuseas que algunas embarazadas tienen durante ese periodo del embarazo, en segundo lugar, te dará energía para el resto del día. Es bueno también hacer el baño divertido, con corchos, tablas o fideos que te hagan pasar un buen rato.

Si el olor a cloro desencadena náuseas o causa molestias en la piel o los ojos, puedes tratar de ir a una piscina que use otros métodos que no sean este, como el oxígeno, o ir a la playa (si tienen una cerca), pero evita el agua del mar si la ves sucia o con problemas de higiene.

Consejos de natación para el segundo trimestre

A medida que tu embarazo progresa no tendrás que reducir la natación como actividad física porque es suave y sigue siendo conveniente.

Si las actividades te resultan más cansadas, trata de ponerte boca arriba dentro del agua y dejate flotar en ella. Este ejercicio sencillo y completamente descansado ayuda muchísimo al riego sanguíneo y a causar una sensación de paz y relajación fabulosa.

Consejos de natación para el tercer trimestre

La comodidad es clave durante las últimas semanas del embarazo, así que intenta realizar diferentes movimientos para ver cuáles te hacen sentir más cómoda. Durante esta etapa puedes usar un traje de baño que se adapte a la situación de tu vientre y te desahogue, además, tambien puedes usar un tubo o esnórquel para tomar aire y no tragar agua.

Si tiene los músculos doloridos o tensos, intenta caminar en el extremo poco profundo de la piscina en lugar de nadar. Mueve los brazos a través del agua a medida que caminas para tener algo más de resistencia, y si te sientes cansada usa una tabla o un remo para apoyar la parte superior del cuerpo; tomando todos los descansos que sean necesarios. Recuerda… no es una competición, sólo has de relajarte y hacer que tu bebé se sienta como en el agua.

Ten mucho cuidado al salir de la piscina y usa un calzado antideslizante para caminar sobre superficies mojadas.

Y un último consejo: Si estás buscando una alternativa a un masaje de mesa tradicional, prueba el Watsu: un tipo de trabajo corporal hecho en una piscina de agua tibia. En el Watsu, el masajista sostiene tu cuerpo en agua hasta el pecho y masajea y estira suavemente tu cuerpo. Este tipo de masaje es adecuado para mujeres embarazadas cuyos vientres en expansión hacen difícil acostarse cómodamente en una camilla de masaje.

Por todos estos motivos, tanto la natación como el aquagym, como cualquier otro deporte acuático, resultan altamente beneficiosos durante el embarazo. Así que ya sabes, ¡corre a la piscina!

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>