Velas flotantes: cómo hacer única tu piscina con elementos decorativos luminosos

Velas flotantes: cómo hacer única tu piscina con elementos decorativos luminosos
velas flotantes en piscina

Sin lugar a dudas, el uso de velas flotantes en una piscina ofrece un toque distintivo, mágico y hechizante. Sorprender a tus invitados con una piscina iluminada por velas es, qué duda cabe, una elección que va a marcar la diferencia en todo tipo de reuniones formales o informales en primavera, verano e, incluso, invierno. Su uso es tan recomendable como mañosa su colocación, por qué no decirlo. Hacerlo mal un par de veces puede significar abandonar la idea, es por esto que nos hemos permitido la liberta de hacer algunas recomendaciones de cómo deberías hacer para que la experiencia sea un éxito en todos los sentidos:

Aquí va NUESTRA GUÍA  para la colocación de velitas flotantes en tu piscina

Para comenzar, te preguntarás si se pueden usar en todo tipo de piscinas. La respuesta es que sí. Las velas flotantes son muy sencillas de colocar y no van a afectar en absoluto al sistema de filtrado de la piscina o al agua. Estas velas están diseñadas para quemarse sin derramar ni una sola gota de cera o ceniza.

Se queman hasta el fondo y el propio interior del recipiente extingue la llama de forma suave y sin verter ningún elemento contaminante. Una vez se hayan apagado por completo, podrás retirarlas sin problema de la superficie y sustituirlas por otras si la fiesta continúa.

Otra pregunta usual es: ¿cómo debería usar las velas?

piscina iluminada con velas

Bien. Buena pregunta… La respuesta es igualmente simple: la mecha no se va a mojar ­–a no ser que alguien chapoteé de forma convulsiva dentro de la piscina o el amigo o amiga más gracioso del grupo decida darse un chapuzón en bomba arruinando por completo el evento-.

Para su correcta colocación se puede recurrir a dos métodos:

  • El sencillo: depositándolas con cuidado en un lateral de la piscina y dejando que la vela siga el curso natural de la brisa (cuidado con las noches ventosas, pueden aguar la fiesta).
  • El complejo: introdúcete tu mism@ o haz que alguien que te aprecie mucho lo haga por ti y que las coloque pausadamente a lo largo de todo el diámetro de la piscina. Esta opción garantiza, por otra parte, que la parte central quede bien surtida de iluminación. Un detalle fabuloso por el que todo el mundo preguntará en algún momento del festejo.

 

Ahora bien. ¿Cómo enciendo las velas una vez que ya están dentro?

Y de nuevo, buena pregunta… Una vez que las velas están sobre el agua y su mecha permanece seca, el siguiente paso es usar un encendedor multiusos de cocina (ya sabes cuáles; los largos de toda la vida) De este modo podrás llegar más lejos sin necesidad de encaramarte peligrosamente sobre el borde, evitando así que el gracioso, que ya espera su momento para saltar en plancha, tenga la genial idea de tirarte dentro. El encendido se podrá hacer desde fuera o dentro del agua. Para el caso de estar dentro, hay que evitar, con buena lógica, cualquier reacción violenta que pudiera provocar un pequeño tsunami apocalíptico…

¡Atención! Llegamos al final de la “velada”. Con todo el mundo despidiéndose y tú haciéndote preguntas en tu cabeza: ¿cómo recojo yo ahora esto?

 

¿Cuánto tiempo puede durar encendida una vela de piscina?

colocación de velas para piscinas

Estas velas flotantes pueden durar encendidas entre 5 y 10 horas, por lo que, seguramente, muchas aún sigan funcionando sobre el agua de tu piscina a la espera de ser rescatadas y apagadas.

Ahora tienes, de nuevo, dos soluciones: la que deseas: saltar en bomba sobre el agua y provocar un pequeño cataclismo que, sin embargo, puede provocar muchas risas. Lamentablemente, esta alternativa puede provocar que algunas velas se extravíen, queden inservibles o se acaben colando en los filtros del agua provocando algún que otro altercado (no la recomendamos).

Y la ideal: entra en el agua cuidadosamente y apágalas con mimo antes de recogerlas para un segundo uso en la siguiente fiesta que ofrezcas. También podrás hacerlo desde el borde de la piscina o ayudándote del recogehojas. La fiesta ha terminado para ti y para ellas, pero aún puedes conservarlas y reutilizarlas o tirarlas a la basura si eres un derrochador indolente a quien no importa volver a la tienda a por más cuantas veces sea necesario.

Para que el efecto luminoso sea el adecuado, recomendamos siempre usar alrededor de 72 velitas. De este modo conseguirás un efecto mágico y sugerente. Con menos, seguramente, parezca que tu piscina se ha llenado de luciérnagas que piden ayuda desesperadamente. También puedes usar velas de un tamaño más grande y usar muchas menos (unas 40). Esta opción te asegura mayor comodidad en todo el proceso pero, realmente, lo divertido e impactante es que pongas la cantidad recomendada, no es costoso y el proceso es divertido. ¡Relájate!, es una fiesta.

No debes preocuparte por la cera que pudieran desprender las velas al contacto con el agua. Esto no va a pasar en ningún caso, y si ocurriera (la naturaleza lo puede todo) al más leve roce con el agua la cera se endurecerá y podrá ser recogida fácilmente. En ningún caso vas a poner en riesgo el sistema de filtrado de tu piscina. En la historia sólo se ha recogido un caso de obstrucción del sistema de filtrado por vela flotando, y fue en Marte. Despreocúpate.

 

Para concluir, resumimos los consejos más importantes:

  1. ¡No mojes la mecha! Una vela es como un Gremlin, no querrás verlos mojados…
  2. Puede que la brisa, viento o cualquier otro elemento indisponible consuma más rápidamente las velas. Para este caso, mantén siempre a mano tu mechero de cocina y, con sutilidad, ve prendiendo las velas que se vayan apagando. Puedes incluir más si es necesario y, de este modo, no tendrás que ausentarte más de lo necesario de atender a tus invitados. Lo mejor, siempre, será mandar a alguien de confianza. Bien sabido es que quien delega, vence.
  3. Cuando las velas estén apagadas y frías podrás sacarlas sin problema de la piscina. No te quemes ni las saques encendidas porque, entonces sí, puede que la cera se derrame sobre el agua y tengas que hacer dobles esfuerzo.

Desde Abrisol lo tenemos claro. El uso de velas flotantes es un deleite para las visitas e invitados a una fiesta, conmemoración o acto formal. No dejes de usarlas. Sorprenden y dejan muy buen sabor de boca.

Ahora que sabes que puedes usar velas flotantes en una piscina y cómo hacerlo tan fácilmente, ¡puedes crear un asombroso paraíso dentro de tu piscina!

Artículos relacionados:

Cómo ahuyentar a las avispas de la piscina

 

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>