Con la llegada del invierno, las piscinas comienzan a quedar de lado y las estufas pasan al primer plano, por lo que el mantenimiento de piscinas en invierno queda prácticamente en el olvido. Si posees alguna técnica o aparato para mantener el calor de la piscina incluso en invierno, como lonas o motores, podrás utilizarla. No obstante, si das por terminada la temporada de calor, deberás conservar el agua de tu piscina durante el invierno.

Cómo conservar limpia la piscina en invierno

Primero que nada, tienes que saber que no todas las piscinas son iguales, por lo que los cuidados dependen de cada una, además de su uso y la estructura o clase de agua y, también, la técnica que utilizarás para la limpieza.

Es importante el mantenimiento de piscinas en invierno ya que esto te ahorrará tiempo (y dinero) cuando vuelva el verano y llegue el momento de volver a darte un chapuzón. Solo debes tomarte unos minutos para dedicarle a la tan preciada fuente que te alivia en los momentos de más calor.

Se podría decir que lo más importante, y esencial, al momento de mantener tu piscina, es la conservación del agua salada y la preservación del agua con cloro. Sin embargo, y, si bien son simples, son varios los procedimientos que debes seguir durante la época más fría. Desde Abisol te dejamos los siguientes consejos y recomendaciones para el mantenimiento de piscinas en invierno.

1. Dejar todo limpio antes de guardar

Lo primero que debes hacer para un buen mantenimiento de tu piscina es limpiar las partes principales del vaso, que permiten que el agua quede en condiciones, como las compuertas, filtros o skimmers y, por supuesto, el fondo.

Cuando termines esta primera etapa, deberás guardar todos los elementos de limpieza, como el limpiafondo, las mangueras y cualquier otro equipo de mantenimiento que volverás a usar, recién, en el siguiente verano.

2. Controlar el cloro y el PH del agua

Luego de guardar todos los elementos, el segundo paso es controlar el nivel de cloración y el ph del agua de la piscina. El nivel ideal de ph es entre 7.2 y 7.8 puntos. Con respecto al filtro, puedes ponerlo a la mañana, para quitarlo por la tarde, ya que se necesitan al menos 8 horas para obtener una correcta distribución del producto, alcanzando, así, una concentración óptima del cloro libre.

3. Colocar el químico invernador

Luego de 24 horas, después de la etapa de cloración, deberás colocar el producto invernador en la piscina. La ventaja de este químico es que deberás volver a realizar este proceso después de tres meses.

Es por esto que te recomendamos recordar (o, mejor, anotar) la fecha en la que has puesto el producto invernador, para que, a los 3 meses, sepas que debes volver a echar el químico. Un consejo es escribir la fecha en un papel, y pegarlo en la heladera. Así, de seguro no olvidarás el día.

4. Disminuir el nivel del agua o utilizar instalación eléctrica

Clima cálido: En los lugares en los que la temperatura supera los 6°, para el mantenimiento de piscinas en invierno es recomendable usar la instalación eléctrica. Este proceso debe durar entre dos o tres horas a la semana. Este procedimiento tiene el fin de que los equipos no lleguen dañados y estén en condiciones de ser utilizados en el siguiente verano.

Clima frío: En los lugares con temperaturas menores a los 5°, es muy probable que la piscina y, por ende, la instalación, sufran heladas que pueden dañar el sistema. Para evitar estas posibles rupturas, recomendamos que rebajes el agua de la piscina al menos 5 centímetros por debajo de la instalación eléctrica, o de los skimmers.

5. Añadir flotadores en los bordes

Puedes utilizar neumáticos, o garrafas de cinco litros de agua, para proteger el vaso de las heladas y colocar los flotadores en los bordes.

6. Colocar una cubierta de Abrisol

Si bien lo que mencionamos anteriormente te ayudará con el mantenimiento de piscinas en invierno, si añades una cubierta , te aseguras de que esté bien resguardada de cualquier helada, o caídas de hojas y suciedad. Además, es una excelente medida para las familias con niños pequeños, ya que impedirá cualquier posible caída.

DATO: Si la cubierta es opaca, impedirá que aparezcan posibles hongos, que pueden aparecer producto de los rayos del sol.

 

2022 Abrisol | Sitemap