Cubiertas para piscinas en Sevilla

Escríbenos

A nuestro correo: info@abrisol.net

O rellena el formulario más abajo

Llámanos

Tlf: 865 776 039

Fax: +34 965 660 111

Con las cubiertas para piscinas en Sevilla podrás mantener tu piscina siempre limpia y disfrutar de tu baño cuando quieras. Estructuras muy amplias, sencillas y prácticas.

Nombre completo*

E-mail*

Teléfono*

Comentarios

He leído y acepto condiciones de uso - LEER

Contar con el asesoramiento de una empresa especializada en cubiertas para piscinas en Sevilla es muy aconsejable si se quiere instalar este cerramiento. De esta forma podremos aprovecharnos de todas las ventajas que conlleva tener una cubierta, pero también del importante ahorro que podemos conseguir con ella cada mes.

¿Qué ahorro se consigue con una cubierta para piscina?

En un lugar como es Sevilla, los veranos pueden llegar a ser muy intensos, lo que hace que poco a poco se vaya evaporando el agua de la piscina, sin que se pueda hacer nada. Esta es una de las razones por las cuales hay que estar reponiendo agua cada poco tempo, pudiendo llegar a superar los 300 litros cada mes en una piscina pequeña, algo que la larga puede aumentar notablemente la factura del agua.

Con la instalación de una cubierta para piscinas, no se evita al 100% el efecto de evaporación pero sí se reduce de manera considerable, por lo que es un aspecto que hay que tener muy presente.

Si hay otro ahorro importante que se consigue es en la factura de la luz. Con la instalación de una cubierta se evita que la depuradora esté demasiadas horas en funcionamiento, algo que se notará cuando llegue la factura.

Asimismo es importante destacar que el filtro de arena tendrá menos suciedad y tendrá una mayor vida útil. Esto supone también un menor gasto en agua porque se reduce el número de lavados que hay que hacer para mantener el filtro limpio.

También se ahorraré en productos específicos para la limpieza, como por ejemplo los algicidas, los cuales no tendrán que usarse con tanta frecuencia dado que la luz solar solamente incidirá en el agua cuando alguien se esté bañando, lo que hará que sea más complicado que aparezcan las algas.

El cloro será otro producto que veremos reducido su uso porque también suele consumirse por evaporación. Con una cubierta para piscina podremos tener un ahorro incluso hasta del 85%, por lo que tendremos que reducir también la cantidad que echemos a la piscina al no necesitar una concentración tan elevada.

Hay que destacar que también se ahorrará bastante en limpieza en cualquier temporada. Gracias a una cubierta para piscinas evitaremos que caigan hojas al agua o cualquier otra clase de residuo, orgánico o no, lo que hará que no tengamos que limpiar la piscina con la misma frecuencia en caso de no tener este cerramiento.